CRÓNICA DE NUESTRA AFICIÓN-ALEVIN “A” JORNADA-2

ONCE IDEAL: 22.OCTUBRE-25.OCTUBRE
23 octubre, 2018
ONCE IDEAL: 29.OCTUBRE-01.NOVIEMBRE
30 octubre, 2018

CRÓNICA DE NUESTRA AFICIÓN-ALEVIN “A” JORNADA-2

Primera Alevín, grupo 14–Jornada 2 C.D. MAR ABIERTO 4 – 1 JUVENTUD MADRID “A”

EL ALEVÍN A, CON EL MOTOR GRIPADO

Como aficionado resulta complicado contar las peripecias de tu equipo cuando, como en el día de ayer, se ve claramente superado por el rival. El 4-1 final no es sino el reflejo de la diferencia real que se vio en el terreno de juego entre uno y otro equipo, diferencia forjada a partes iguales entre los méritos ajenos y los deméritos propios. Y es que es difícil encontrar algo que salvar en un partido en el que prácticamente todos estuvieron por debajo del nivel habitual al que nos tienen acostumbrados.

Con un once condicionado por las circunstancias, nuestro equipo saltaba al campo con algunas variaciones. Sin Islam, y con Álvaro en el banquillo por problemas de salud, las ausencias en ataque forzaban a jugar a un extremo como David en el lugar de teórico punta. A su vez, con Sergio desplazado a la posición de cinco, el medio campo ganaba en físico aunque perdía en movilidad y llegada desde segunda línea. Con todo, los primeros minutos resultaron igualados, sin demasiada profundidad por ambos bandos. Pero pronto empezaron a verse las costuras de nuestro Jota ante un equipo como el Mar Abierto cuyas principales virtudes son el orden táctico y la presión en campo contrario. Incapaces de construir en medio campo, sin apenas profundidad por los extremos, y con David muy retrasado en tareas defensivas y lejos de las zonas de peligro, llegar a nuestros tradicionales balones largos a la desierta pradera que quedaba a espaldas de los centrales locales era una mera misión imposible, y Daniel Marbán, el meta local, disponía siempre de ventaja para jugar con los pies fuera de su área. Con este panorama, el Jota apenas existió en ataque durante los primeros 30 minutos, salvo un lanzamiento a balón parado bastante escorado que ejecuta Andres desviado, y una jugada por banda derecha, ya bien avanzado el primer tiempo, en la que Neizan asiste en profundidad a David cayendo a su habitual posición de extremo, y cuyo centro al corazón del área no encuentra el deseado remate en Raúl Carrasco al adelantarse la segura defensa local.

Como los problemas no suelen venir solos, las carencias ofensivas se unieron a una fragilidad defensiva poco habitual en temporadas pretéritas, en las que las concesiones se contaban con los dedos. Las continuas pérdidas blanquiazules en la salida de balón ante la presión local provocaban que Sergio quedase fuera de sitio con frecuencia, lo que abría muchos espacios en la zona de tres cuartos para que el tridente ofensivo del Mar Abierto jugase con comodidad. En varias ocasiones se le vio protegerse entre los centrales en zonas más habituales para él facilitando la aparición de esos espacios…. Y la guinda llegó con la sucesión de errores individuales en la línea de zagueros, regalando balones mortales de necesidad. Y es que así llegaron los dos primeros tantos del Mar Abierto. A los 10 minutos, un fallido pase horizontal entre los centrales (prohibido por definición) es interceptado por Jorge Ariel González al borde del área y bate a Dani por alto sin oposición. Y en el 19, un balón aparentemente sencillo para la defensa es mal despejado hacia atrás, lo que deja en ventaja nuevamente Jorge Ariel González para encarar y marcar otra vez por alto, con Dani vendido a media salida.

Solo en los minutos finales del primer tiempo, y ya con el marcador a contracorriente, el Jota pareció dar un paso adelante, adelantando su presión e intentando complicar a un Mar Abierto que, siempre muy ordenado, sobrepasaba con mucho criterio la primera línea de presión y dejaba en nada el esfuerzo de nuestros chavales. E incluso pudo incrementar su ventaja casi sobre el pitido final, esta vez a balón parado, en un balón que Dani desvío a córner a dos manos con muchos apuros.

Tras el descanso, la entrada de Álvaro devolvió al Jota un dibujo más habitual, con Sergio retornando a su habitual posición de central izquierdo, David en el extremo, y Álvaro fijando por fin a los centrales locales y dándoles algo de lo que preocuparse. Aunque bastaron 3 minutos para que el partido quedara definitivamente finiquitado cuando tras el enésimo error de la zaga en la salida de balón, un hábil Jorge Ariel González se queda con el esférico, supera a los centrales y marca por tercera vez de tiro cruzado dentro del área.

El tercer gol local cayó como una verdadera losa sobre los nuestros, que ya no se levantaron del golpe. Entregando la cuchara, el Jota era una sombra de sí mismo, y más bien necesitado de los consejos de un psicólogo para poder levantarse: perdidos, sin intensidad, sin enlazar tres pases, llegando tarde a todos los balones, y sin la rebeldía necesaria para presentar oposición al cómodo Mar Abierto que jugaba a placer, madurando sus ocasiones hasta anotar por cuarta vez mediada la segunda parte, nuevamente por alto, por medio de Pedro Salas… Y bien pudieron ser más de no haber sido por las afortunadas intervenciones de Dani primero, de su sustituto Alí después, y finalmente del palo repeliendo el penúltimo disparo local.

El gol del honor visitante llegaría a 8 minutos del final, en donde Iván, en un arranque de pundonor, se hace con un balón en banda derecha y asiste a Álvaro libre de marca entre los centrales locales, quien bate por alto al portero ligeramente adelantado. El Jota incluso pudo maquillar aún más el resultado poco después, cuando Álvaro gana en el mano a mano al meta rival, y cuyo centro final desde la derecha es despejado por la defensa mientras Moha, quizá algo lento, esperaba la llegada de la pelota para anotar a puerta vacía. Pero hubiera sido sólo eso, mero maquillaje.

En definitiva, mal partido del Alevín A, con derrota incontestable y merecida en un campo tradicionalmente complicando para nuestro equipo. Toca mejorar en los próximos días, pues los 8 goles encajados en apenas 2 partidos contrastan con la solidez defensiva de todo el bloque que ha sido una de nuestras señas de identidad en los últimos años…. Y una conclusión adicional que nuestros chicos deben sacar de este día: No es posible afrontar con garantías un encuentro si se acude a él mentalizado de que el rival es insuperable. Sirva como ejemplo el partido jugado en este mismo campo la temporada pasada, ante este mismo rival pero con mayor poderío físico y calidad que el actual y en el que, aún perdiendo también por la mínima, el esfuerzo, ganas y juego desplegados os hicieron merecedores de un mayor premio, y fuisteis justamente recompensados por la gran ovación de todos los asistentes…. Mentalizaos de que sois buenos (porque en verdad lo sois) y que podéis vencer a cualquiera. Creéroslo, trabajad en cada entrenamiento, salid siempre a disfrutar compitiendo, y los resultados llegarán.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *