CRÓNICA DE NUESTRA AFICIÓN-ALEVIN “A” JORNADA-5

SIETE IDEAL: 05.NOVIEMBRE-08.NOVIEMBRE
8 noviembre, 2018
CRÓNICA DE NUESTRA AFICIÓN-ALEVIN “A” JORNADA-3 ( TARDE, PERO LLEGA…)
13 noviembre, 2018

CRÓNICA DE NUESTRA AFICIÓN-ALEVIN “A” JORNADA-5

Primera Alevín, grupo 14–Jornada 5 UNION ZONA NORTE 2 – 4 JUVENTUD MADRID “A”

TRIUNFO DE EQUIPO SERIO

El Alevín A continúa recuperando posiciones en la tabla con una nueva victoria en la gris mañana del sábado, la tercera consecutiva en este campeonato, que le mete de lleno en la pelea por los puestos de privilegio. Este triunfo resulta particularmente importante en un partido igualadísimo, con dos equipos muy serios, y que pudo decantarse perfectamente hacia cualquiera de los dos lados.

Los primeros minutos resultaron muy equilibrados. Los dos equipos, bien plantados de salida, echan el balón al suelo y tratan de jugar con criterio en combinaciones sin demasiada profundidad. Debieron transcurrir 5 minutos hasta el primer acercamiento serio a cualquiera de las dos áreas. Tras un balón perdido por la línea medular del Jota por dejar correr la bola sobre húmedo y rápido tapete, Nicolás Martínez se adueña del cuero y se lanza directo al marco contrario dejando atrás por velocidad a los defensas visitantes, encarando a Dani a quien supera con un caño. Pero justo en el momento de embocar, la pierna salvadora de Javi desvía el balón a córner casi sobre la misma línea, lanzándose al suelo como un auténtico titán. Buen partido de nuestro central, de menos a más.

Las llegadas del Jota durante los primeros minutos se producían con cuentagotas y eran consecuencia de la prolongación de balones parados, bien defendidos por los locales.

Con el trascurso de los minutos, cada zona del campo se iba convirtiendo en un pequeño reino de taifas que era necesario conquistar. Arriba, Álvaro y Héctor apenas encontraban espacios ante los contundentes defensas azulones, que con marcas individuales no permitían que nuestros puntas pudieran girarse y encarar; en el medio, Ayoub y Andrés imponían su ley: recuperaciones, regates, aperturas, llegadas, gol…. La variedad de recursos mostrado por nuestros medios centros fue memorable. Enorme partido el de ambos, para guardar en vídeo; por fuera, en cambio, las hábiles y rápidos extremos superaban con relativa facilidad nuestras defensas, y sus centros al área obligaban a la zaga a achicar agua de cualquier manera en más de una ocasión.

Así, con armas distintas por cada bando, empezaba el intercambio de golpes. Y los primeros en golpear fueron los chicos del Jota. Avisaba primero Andrés con un disparo lejano tras presión y recuperación en zona central. Y anotaba después Ayoub con un imparable zurdazo desde fuera del área a la escuadra derecha, culminando una buena combinación blanquiazul en el área iniciada tras un saque de banda. 11 minutos de juego, y el marcador ya se movía. La respuesta local, por su parte, no se hizo esperar, y como no, explotando su poderío por fuera. La velocidad de Mustafa Salim castigada la banda derecha del Jota una y otra vez. Su primera internada concluye en centro raso a la frontal de la chica que nuestros chicos a duras penas pueden despejar una vez que Dani ya había sido superado. Apenas un minuto después y en jugada calcada a la anterior, nuevamente el “once” local penetra por derecha y chuta raso, aunque Neizan desvía a córner in extremis el balón que mansamente ya se colaba. Y tras dos lanzamientos de esquina consecutivos, el empuje local encuentra su premio, pues Jorge Sanz anota de fuerte disparo un balón que queda muerto en el punto de penalti tras varios rechaces.

El partido es un toma y daca constante, con dos buenos equipos luchando de poder a poder. Las tablas en el marcador hacían justicia a lo visto hasta el momento, aunque sólo se mantendrían durante 5 minutos, lo que tardaron los visitantes en adelantarse de nuevo con otro jugadón “made in Jota”. Esta vez es Andrés quien arranca desde el círculo central y filtra un pase profundo a Álvaro,

quien recorta y cede nuevamente atrás para la llegada de Andrés que, de potente disparo, bate por alto meta del Unión.

El empate bien pudo restablecerse nuevamente en el último minuto del primer tiempo, en la ocasión más clara del encuentro para los locales. En su enésimo ataque por banda derecha, esta vez es Luis Juliani quien se interna y pone un centro templado y preciso al segundo palo para la llegada de Nicolás Martínez desde el extremo contrario, pero falla incompresiblemente rematando alto un balón franco, prácticamente a puerta vacía y apenas a un par de metros de la línea de gol.

Con el susto aún en el cuerpo, llegaba el descanso. La suerte que tantas nos había sido esquiva en partidos anteriores, decidía sonreírnos en esta ocasión, y nos íbamos con ventaja a los vestuarios ante una Unión que, por ocasiones, mereció mejor fortuna en este primer tiempo.

Para poder conservar la ventaja en el segundo periodo sería necesario que nuestro equipo pusiera toda la carne en el asador, y vaya si lo hizo, con 30 minutos muy completos de todas las líneas. Es cierto que a ello también ayudó un error de la zaga local nada más comenzar el comenzar el segundo acto, que nos permitió para poner mayor tierra de por medio. Y es que el bote del balón, tras saque de meta de Dani, superó la mal colocada línea defensiva local, lo que no desperdició Álvaro para plantarse solo delante del portero unionista y anotar por bajo el tercero del Jota.

Con el marcador muy de cara, el Jota se sentía cómodo sobre el campo. La entrada de Islam, arrancando desde la izquierda, dotaba a nuestro ataque de mayor movilidad arriba y profundidad por fuera, a la vez que se abrían nuevos espacios en el frente de ataque en los que Álvaro se desenvuelve como pez en el agua. Por su parte, medios y defensas se multiplicaban en la presión tras pérdida y asfixiaban a los jugadores locales, que veían como se les cerraban las vías de llegada por fuera que tan bien explotaron en el primer tiempo. Ambos laterales aportaron lo suyo en esta labor, creciendo por minutos. El plan de Jota era tan simple como efectivo. Intensidad, presión alta, recuperación y balón filtrado a Álvaro al espacio, quien era víctima de las continuas faltas de la pareja de centrales en las inmediaciones del área, convirtiendo así el balón parado en un recurso adicional letal. Lo intentó Andrés hasta en dos ocasiones con sendos golpes francos relativamente lejanos, desviados ambos por el meta local (en el último de ellos, a punto estuvo Iván de anotar de segunda jugada). A la tercera, superado ya el cuarto de hora y en posición más cercana dentro de la semiluna, Andrés no perdonó. Balón ajustado al travesaño, golazo, el cuarto para los blanquiazules. Poco antes también pudo haberlo marcado Álvaro en el mano a mano con el portero unionista, en una de las pocas ocasiones en que no fue derribado, tras otro jugadón de Ayoub esquivando a tras rivales y asistiendo en profundidad.

Aunque el partido estaba más que encarrilado para los nuestros, la Unión redujo diferencias poco después, también a balón parado, a la salida de un córner en donde Jorge Sanz anotaba completamente libre de marca en el segundo palo. Quedaban aún 10 minutos por delante, y aunque los locales lo intentaron espoleados por el tanto, el Jota quiso dejar la firma de un señor equipo. Tremendamente intensos en todas las líneas, seguros y expeditivos atrás sin una sola concesión, contundentes en el medio, encimando siempre al rival y por momentos rozando el límite del reglamento en el inicio de la presión, lo que derivó en alguna que otra amonestación. En definitiva, un bloque granítico imposible de derribar. Los locales, a pesar de sus esfuerzos, no volvieron a pisar el área contraria con peligro. Al contrario que el Jota, que bien podría haber anotado algún tanto

más, especialmente a pies de Raúl Carrasco, que remataba demasiado alto el último pase de Álvaro en otra enorme jugada iniciada y construida por derecha entre Neizan e Iván.

Con esta victoria el Alevín A deja definitivamente atrás los fantasmas del inicio de curso, se reengancha al campeonato, y reafirma los conceptos cimentados en campañas anteriores y que a día de hoy conforman su ADN: Intensidad defensiva, cero concesiones y juego directo. Equipo serio donde los haya.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *