CRÓNICA DE NUESTRA AFICIÓN-ALEVIN “A” JORNADA-14

ONCE IDEAL: 28-31. ENERO
31 enero, 2019
ONCE IDEAL: 04-07. FEBRERO
7 febrero, 2019

CRÓNICA DE NUESTRA AFICIÓN-ALEVIN “A” JORNADA-14

Primera Alevín, grupo 14–Jornada 14 A.D. SAN PASCUAL-MONTPELLIER 4–3 JUVENTUD MADRID “A”

 

VÍCTIMAS DE SUS PROPIOS ERRORES

El Alevín “A”, tal como ya pasara en la primera vuelta, vuelve a caer por la mínima ante el A.D. San Pascual-Montpellier, en un choque en el que quizá el empate hubiera hecho mayor justicia a los méritos de unos y otros, y que nuevamente se resolvió por detalles. Y es que, por lo visto en el doble enfrentamiento ante el líder de la competición, la diferencia real entre ambos equipos no es ni de lejos la que refleja en puntos la tabla de clasificación, lo que habla especialmente bien del rédito obtenido por los locales en sus encuentros.

Sobre un campo bastante estrecho, el Jota presentó una variación táctica importante con respecto a los anteriores planteamientos de Juan Pablo. El tradicional 4-4-2, pasaba a ser una especie de 4-1-4-1, con Sergio como pivote defensivo por delante de la defensa, poblando la zona central y reduciendo aún más los espacios en un terreno con poco espacio ya de por sí. El objetivo, protegerse en la zona de creación rival. Pero el Jota adolece este año de la consistencia de campañas pasadas, y el elevado número de errores individuales que comete están lastrando sus resultados. Y es que no habían pasado ni 2 minutos desde el inicio cuando llegó el primer error, y por partida doble. Centro local intrascendente al primer palo desde banda izquierda que nuestra defensa despeja de cabeza hacia corazón del área, primer error. El balón queda de cara para la llegada de Javier Rivera que, agradeciendo el regalo, remata, aunque sin demasiada contundencia, pero Dani, en posición extraña, no puede sujetar un balón que parecía parable, convirtiéndose en el primer tanto local. El Jota, a contracorriente casi desde el inicio.

A pesar del golpe, los nuestros tardan poco en rehacerse. Álvaro avisa con un remate desviado en el 5’, y apenas un minuto después, el propio Álvaro devuelve las tablas al marcador. Islam, el blanquiazul más vivo en los últimos encuentros, realiza un jugadón por banda izquierda, driblando y superando a dos rivales, remontando la línea de fondo y disparando potente al pisar el área con poco ángulo. Cristina Águeda, la portera local, repele el tiro, pero el “killer” blanquiazul, bien colocado en el segundo palo, anota en el rechace entrando con todo y empujando a la red el balón con el cuerpo.

Con el empate llegan entonces los mejores minutos de fútbol. El Jota se mantiene con mucha dignidad en la pelea aunque es poco profundo, incómodo sin los espacios para poder correr. El Montpellier por su parte, con las ideas algo más claras, presiona fuerte la salida de balón blanquiazul y genera peligro por fuera con centros laterales que, o bien encuentran rematador, o bien culminan con peligrosas segundas jugadas. Así Guillermo Cortapelo remata desviado hasta en dos ocasiones sendos balones muertos en la frontal, despejados previamente por nuestra defensa, tras centros laterales por ambas bandas. En el 13’ es Rodrigo Cardona, el mejor sobre el césped, quien remata alto un balón pasado al segundo palo, tras marcharse magníficamente de Raúl Bucur. Y apenas un minuto después, nuevamente el “14” local remata bien otro centro lateral, aunque Dani para con seguridad el chut de Cardona. Entre medias, solo Islam había conseguido llevar peligro a la puerta rival a balón parado, al peinar un córner botado de Andrés en el que el balón se pasea por el área. También a balón parado pudieron anotar los locales en el 16’, al marcharse rozando el poste otro córner rematado en el segundo palo. Eran los momentos de mayor agobio local, cuando el Jota suelta un nuevo zarpazo. Ayoub se hace con un balón dividido en zona central y envía rápido un globo a la espalda de la defensa para que Álvaro anote su doblete superando por alto la media salida de la guardameta local.

Con ventaja el Jota tiene la opción de romper el partido. Pero aparece Rodrigo Cardona para filtrar un pase cruzado a la espalda de los centrales que culmina Javier Rivera con un remate en el área que llega a tocar Dani pero que no es capaz de detener. Buena jugada local para empatar, acompañada de nuestras facilidades defensivas, demasiados espacios entre portería y zaga. En los minutos finales del primer tiempo el Jota empuja, pero sin claridad en ataque. Aun así Andrés está a punto de deshacer la igualada al ejecutar un libre directo al borde del área que detiene Cristina Águeda en dos tiempos sobre la línea… Manos duras las suyas para evitar el tanto.

El segundo tiempo comienza con un ritmo vertiginoso. En cuestión de segundos Islam puede anotar de cabeza al rematar un saque de esquina que detiene Cristina, y en la contra, el lento repliegue del Jota facilita la entrada por banda de Rodrigo Cardona, cuyo centro a la espalda de los centrales (otra vez demasiado espacio entre líneas) cae a botas de Javier Rivera que supera a Dani por arriba. Pero el Jota no tarda en reaccionar. Balón largo que se llevan a trompicones entre Álvaro e Islam, para que éste último remate hasta tres veces consecutivas casi a bocajarro. A los dos primeros responde Cristina con sus manos evitando el tanto; en la tercera, el balón acaba en la red. Partido abierto nuevamente y 25 minutos por delante.

Las espadas están en todo lo alto. El Montpellier mantiene su estilo de presión alta y salida por banda. El Jota contrarresta con juego vertical, para que sean nuestros veloces puntas quienes resuelvan. Los locales juegan algo mejor, pero son los blanquiazules los que más llegan a la meta contraria. Álvaro goza de un par de ocasiones, ambas interceptadas entre la zaga y la arquera. El partido está equilibrado cuando, mediado el segundo acto, se desequilibra definitivamente. Una falta lejanísima, casi sobre la divisoria, es ejecutada por el defensa local Iñigo Ferrer, y su fortísimo disparo se cuela en el marco blanquiazul ajustado al travesaño.

Este gol supuso el espaldarazo definitivo que necesitaban los locales para llevarse el encuentro. El Jota, sin Andrés en el medio, sustituido, y con Ayoub en un día no demasiado inspirado, se encontró entonces con enorme problemas para construir su juego ofensivo. Hay prisas, y el fútbol visitante va perdiendo enteros por minutos. Los hombres de refresco entran en posiciones poco habituales, y no resultan demasiado participativos en el juego. Cada acción visitante se resuelve con un pelotazo largo, quitándose el balón de encima, sin destinatario claro que acaba en el limbo. Hay demasiadas pérdidas, alguna un tanto absurda en la frontal del área propia, y el Montpellier se aprovecha de todo ello para seguir generando peligro: Remate de cabeza alto de Carlos Arispe, chut lejano de Javier Rivera detenido por Ali, balón bombeado que ni la defensa ni el portero aciertan a despejar, con remate final que debe sacar Sergio bajo palos… En definitiva, final un tanto caótico el del Jota, que suma una nueva derrota en un encuentro en el que tuvieron todas las opciones de pelear por la victoria al menos durante tres cuartas partes del mismo. Para los locales, en cambio, la victoria sirve para seguir liderando cómodamente el torneo, aunque tanto las continuas reclamaciones de la afición local al colegiado durante los últimos minutos como el énfasis de la celebración final hablan bien a las claras de lo sufrido que resultó para ellos alcanzar el triunfo. Vistos los dos choques contra el líder, la diferencia real entre ambos conjuntos no parece demasiada, con un Jota compitiendo bien en ambos partidos, aunque saliendo de ellos derrotado en buena parte como consecuencia de errores propios a todas luces corregibles que le están costando muchos puntos, demasiados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *